Ejemplos de electromagnetismo

El electromagnetismo es una de las ramas de la física y en ella se analizan los fenómenos eléctricos y magnéticos juntándolos en una solo teoría, esto quiere decir que surgen interacciones entre las partículas que están cargadas y los campos eléctricos y magnéticos, teniendo en cuenta que el organismo del ser humano está habituado a convivir con ellos. Las bases de este campo fueron establecidas por el físico británico Faraday, aunque más adelante Maxwell completó los estudios consiguiendo las ecuaciones o leyes de Maxwell, que son una agrupación de 4 ecuaciones que relacionan el campo eléctrico, campo magnético y sus correspondientes fuentes.

Pero, ¿para qué sirve el electromagnetismo? Cabe señalar que es muy útil para cualquier ser humano, ya que hay muchos materiales que funcionan a través de ello, siendo el ejemplo más destacado la corriente que circula por los conectores de un hogar y que permite que funcione la televisión, el ventilador o el microondas.

A continuación te mostramos ejemplos de electromagnetismo.

El electromagnetismo fusiona los fenómenos eléctricos y magnéticos en una sola teoría

Ejemplos de electromagnetismo de uso cotidiano

La brújula

La brújula es un objeto de orientación creada en China, aproximadamente en el siglo II, y es uno de los mejores ejemplos para observar dicho fenómeno. Las agujas que hay en el interior se fundamentan en los principios magnéticos de los polos y en los eléctricos a causa de la interacción del mecanismo y fricción que provocan.

El timbre

El timbre es un instrumento capaz de producir una señal sonora y consiste en un circuito por el que viaja la corriente eléctrica gracias a un electroimán, el cual mueve un martillo muy pequeño que interrumpe la corriente, lo que provoca el sonido del mismo.

La guitarra eléctrica

La guitarra eléctrica no todo el mundo la usa, pero sí la conoce. El principio que usa para crear el sonido de las cuerdas es el del electromagnetismo al convertir las vibraciones de sus cuerdas de metal en señales eléctricas.

El horno y el microondas

El horno y el microondas son electrodomésticos que funcionan gracias a la generación y concentración de ondas electromagnéticas sobre la comida. Se conocen por ser de alta frecuencia y permitir que giren los diplodos (partículas magnéticas) que, a su vez, intentan alinearse con el campo magnético surgido, lo que causa el calor.

Otros ejemplos de electromagnetismo

La imagen por resonancia magnética (IRM)

La imagen por resonancia magnética, también conocida como tomografía por resonancia magnética, es una aplicación médica del electromagnetismo.

Este aparato brinda la oportunidad de ver el organismo por dentro mediante la manipulación electromagnética de los átomos de H, creando así un campo interpretable por ordenadores muy específicos.

La tarjeta magnética

La tarjeta magnética se usa como tarjeta de crédito y de débito, las cuales tienen una cinta magnética polarizada para ocultar datos mediante una clave a partir de la orientación de las partículas ferromagnéticas. Al meter cierta información en el interior, los dispositivos designados polarizan dichas partículas para que luego se puedan leer y conseguir la información.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *