Ejemplos de pensamientos

¿Que es el pensamiento? Se denomina a todo lo que se genera mediante una actividad donde se emplea el intelecto, es decir, es el producto mental que se fabrica por un proceso lógico, de ingenio o de idealización. Un pensamiento mana en el intelecto por diferentes motivos, ya sea el empleo del análisis, la deducción, la inducción, la divulgación o diversos elementos que conforman la razón.

Cuando una persona decide tomar una decisión, cuando cumple sus objetivos y aumenta su autoestima o cuando realiza cálculo mental, por ejemplo, lo que se emplea son diferentes procesos intelectuales, los cuales se orientan por diferentes razones, además, de que se implica a varias partes del cerebro.

El pensamiento es algo muy complejo de analizar, y a continuación se van a dar a conocer algunos ejemplos del mismo, con la finalidad de ser algo útil para entender mejor la mente del ser humano.

Pensar utilizando el intelecto

Pensamiento analítico

El pensamiento analítico origina pequeñas piezas de información a través de una unidad completa de información, las cuales se relacionan entre sí para conseguir conclusiones. Esto quiere decir que se fragmenta la realidad en distintas fracciones más  pequeñas y así se analiza de manera más sencilla. Por ejemplo, si se quiere analizar cómo se hace un dulce, se divide el desarrollo de la elaboración del pastel en varias partes pequeñas, y así se conoce todo el proceso.

Pensamiento crítico

El pensamiento crítico examina a otros individuos valorándolos y comparándolos con las ideas particulares en el ámbito del gusto, la ética o la moral, fraguándose el carácter y la personalidad de cada uno. Por ejemplo, cuando una persona oye en la televisión o en la calle una opinión sobre el calentamiento global, toma su propia opinión y lo equipara con lo que se ha dicho.

Pensamiento deductivo

El pensamiento deductivo es uno de los más comunes, y se define como aquel que parte de asentimientos apoyados en ideas abstractas y generales para asignarlas a casos específicos. Por ejemplo, si se parte de la idea de que un español es una persona que ha nacido en España y este país se encuentra en Europa, se concluye con que Clara Campoamor que nació en España, era europea.

Pensamiento inductivo

El pensamiento inductivo no parte de lo general, sino todo lo contrario ya que comienza desde casos particulares y partir de ahí, se crean ideas universales basados en la veracidad del acto individual. Por ejemplo, las palomas tienen plumas, las águilas tienen plumas y las avestruces también tienen plumas, entonces se concluye con que estos animales entran dentro de la categoría de “saurópsidos”.

Pensamiento lateral o creativo

El pensamiento lateral o creativo es aquel que juguetea a originar soluciones únicas ante diferentes problemas, a través del cuestionamiento del reglamento que en un inicio parece claro. Por ejemplo, una silla de columpio parece que está destinada para ser empleada como un juguete en concreto, pero se puede quebrantar esa idea usándola como sostén para un tiesto que cuelga de un cobertizo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *