Ejemplos de lenguaje kinésico

En la comunicación humana existen distintos tipos de lenguaje y uno de ellos es el lenguaje kinésico, es decir, aquel que se caracteriza por no ser verbal y manifestar lo que uno desea mediante movimientos realizados por el cuerpo. También se conoce como lenguaje corporal o comportamiento kinésico y, para saber “hablar en esa lengua”, es necesario realizar movimientos, posturas, gestos con el rostro, e incluso, el simple contacto visual.

Hay varios campos en los que se hace gran uso de este lenguaje y uno de ellos es la actuación, por ejemplo, en la época del cine mudo solo se contaban historias a través de los gestos o movimientos como es el caso del célebre Chaplin o de Mary Pickford.

Si quieres saber más acerca del lenguaje kinésico, no dudes en leer los ejemplos que vienen a continuación.

El lenguaje kinésico es todo lo que incluye el lenguaje no verbal

Ejemplos de lenguaje kinésico

  • Mirar al suelo: No creer lo que se escucha.
  • Juntar los tobillos: Aprensión o recelo.
  • Manos en las mejillas: Análisis.
  • Tocarse la mandíbula: Tomar decisiones.
  • Juntar los dedos: Poder o dominio.
  • Ladear la cabeza: Interés.
  • Golpear los dedos a algo: Intranquilo.
  • Ruborizarse: Vergüenza o incomodidad.
  • Dar un tirón a la oreja: Indecisión.
  • Fruncir el ceño: Contrariedad o ‘no entiendo’.

Más ejemplos de lenguaje kinésico

  • Suspirar es un gesto de adaptación que se hace uso de él para contener los estados de ánimo.
  • Resoplar equivale a estar fastidiado por algo, aunque también puede señalar cansancio.
  • Abrir y cerrar constantemente los ojos puede ser por vergüenza o timidez.
  • Descansar la cabeza sobre las manos o mirar hacia el suelo significa que se está aburriendo.
  • Girar la cabeza de un lado a otro en sentido horizontal sirve para expresar una negación.
  • Levantar el pulgar es señal de que todo está correctamente.
  • Cruzar el dedo índice por delante de los labios equivale a quedarse callado y no divulgar nada.
  • Hacer con la boca el gesto de la sonrisa significa estar satisfecho con lo sucedido.
  • Cruzar una pierna por encima de la otra equivale a tomarse todo el tiempo del mundo.
  • Sentarse con las manos agarrando la cabeza por detrás es señal de sentirse seguro de dominar la situación.
  • Morderse las uñas constantemente puede ser por estar inseguro o nervioso.
  • Caminar con las manos en los bolsillos y los hombros encorvados es señal de estar abatido.
  • Taparse la boca con la mano sirve para expresar aquello que no se debe decir.
  • Frotar o tocarse el ojo o la nariz es una acción que se hace uso de él cuando se miente.
  • Agarrar las manos por detrás de la espalda significa que hay ira, furia, o incluso, frustración.
  • Cruzar los brazos a la altura del pecho se hace cuando uno está a la defensiva.
  • Sacudir la mano hacia uno mismo es señal de que la otra persona se acerque a él.
  • Cruzar una pierna por encima de la otra mientras que se balancea el pie equivale a estar aburrido.
  • Unir las manos por debajo del mentón puede ser a modo de imploración.