Ejemplos de competencia desleal

El ámbito empresarial es considerado muy llamativo y apasionante para muchos, pero tiene un lado oscuro que es el de la competencia desleal, ya que las empresas intentan competir entre ellas, lo que es normal, pero algunas incurren en acciones poco éticas para ello. Seguramente te estés preguntando qué es la competencia desleal, también conocida como competencia ilícita, pues se define como una agrupación de técnicas que tratan de alterar ilícitamente el funcionamiento del mercado faltando a la buena fe.

Este comportamiento también puede afectar al consumidor y lo vamos a ver en los ejemplos:

  • Obligar a comprar un producto o contratar un servicio en concreto.
  • Forzar a mantener el producto o el servicio.
  • Impulsar a tomar unas decisiones que en otra situación no hubieran tomado.

Si quieres leer algunos ejemplos comunes de competencia desleal, te animamos a que sigas leyendo.

La competencia desleal es una serie de prácticas económicas agresivas

Dependencia de negocio

La dependencia de negocio sucede en el momento en el que una empresa que posee una gran parte de la cifra de negocio de un proveedor se aprovecha de forma desmesurada de esa posición para pedir al proveedor un trato especial.

Incitar a la infracción

Incitar a la infracción sucede cuando una empresa que tiene todo el poder en el mercado incita a sus clientes o proveedores a infringir los contratos que han firmado con otras empresas que se consideran competencia directa. La finalidad principal es intentar perjudicar a los demás para causarles diversos problemas y que les hagan temblar en el mercado.

Imitación constante

La imitación constate se produce cuando una empresa copia de forma descarada e insistente a otra para obstaculizar su lanzamiento y así eludir su crecimiento. Esta competencia desleal suele ocurrir cuando una pequeña empresa lanza un producto y una más grande le copia, por lo que al tener más clientes y ser más conocida tapa a la pequeña.

Práctica agresiva

La práctica agresiva se define como un acto en el que los consumidores ven alterada su libertad a la hora de elegir un producto o servicio. Para ello hay diversos tipos y son los siguientes:

  • Coacción.
  • Acoso.
  • Influencia indebida.
  • Uso de fuerza.

Denigración pública

La denigración pública se da cuando una empresa desacredita o desprestigia públicamente las acciones realizadas por parte de la competencia sin ningún tipo de pruebas.

Publicidad falsa

La publicidad falsa es una competencia desleal al realizar unas afirmaciones desmesuradas sobre los beneficios de un bien o servicio respecto a los competidores.

Esto puede inducir a error en el comportamiento económico del consumidor, por lo que se aprobó la Ley 29/2009 del 30 de diciembre, en la cual se modifica el régimen legal de la competencia desleal y de la publicidad para la mejora de la protección de los consumidores y usuarios.

Infracción de marca registrada

La infracción de marca registrada sucede cuando una empresa utiliza la marca de otra que ya está registrada con la finalidad de comercializar un bien o servicio alterno, lo que hace que el consumidor crea que hay algún tipo de vínculo entre ambas, lo que pude considerarse como un engaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *