Ejemplos de prosopopeyas

La prosopopeya no es un concepto que se mencione tan a menudo, sin embargo, se trata de una de las figuras retóricas o literarias que más se utiliza en los dichos y en la literatura al ser de gran utilidad por exponer aquello que resulta imposible de expresar. Pero, ¿qué es ? Consiste en atribuir a un objeto que no tiene vida, o que dispone de un carácter abstracto, actitudes propias de los seres racionales, es decir, se da una personificación.

La prosopopeya es muy habitual que se aplique como recurso retórico:

  • A las criaturas se les proporciona cualidades del ser humano.
  • Le brinda la “vida” a objetos inanimados, ideas o sentimientos.
  • Es muy habitual que se utilice en fábulas, relatos y cuentos.

¿Quieres comprender mejor este concepto? A continuación te mostramos ejemplos de prosopopeyas.

La prosopopeya se centra en dar a las cosas inanimadas una dimensión humana

Ejemplos de prosopopeyas

  • El amor golpeó su puerta en el momento menos esperado y eso provocó un cambio de 180º en su vida.
  • El viento enfadado provocó el destrozo de todas las chabolas que había en aquel lugar.
  • La sala nueva de ese museo nos está invitando a sentarnos en ella.
  • La moto chillaba cada vez que el chico arrancaba el motor.
  • El ordenador trabaja cuando le apetece y eso cabrea al señor Gómez.
  • El viento consiguió llevarse sus penas lo más lejos posible.
  • La radio le hacía la vida imposible, sólo se encendía cuando le apetecía.
  • Los gatitos se pusieron tristes cuando su dueño se llevo al más pequeño fuera del hogar.
  • El león y el águila discutían sobre quién debía alimentarse.
  • La tristeza le golpeaba en ocasiones con su látigo de cuero trenzado.
  • Su corazón le dice que perdone a aquellos que le hicieron mal.
  • El sol se asomaba poco a poco entre las aguas del océano para mostrar su belleza.
  • La naturaleza es sabia, sino es imposible que exista tanta lindura y pureza.
  • La luna le protegió durante todo el camino para sentirse más segura.
  • Es mío, comentó el ratón, señalando al queso que había en el suelo.
  • La puerta no hace más que quejarse cuando la abren y la cierran.
  • La televisión nos está avisando de los días de lluvia que vienen.
  • El cañón lanza con demasiada fuerza multitud de bolas que arden.

Más ejemplos de prosopopeyas

  • El pequeño lince pedía a gritos comida, ya que su madre no se la había llevado.
  • Cuando desembarcó en aquel excitado lugar se dio cuenta de que echaba de menos su casa.
  • La muerte le estaba avisando pero ella prefería no hacerle caso.
  • El faro les comentará cuál es el camino más seguro para llegar a la meta.
  • El dolor me está abandonando poco a poco y eso me hace feliz.
  • Mi corazón se desgarra cada vez más al ver a mi primer amor con otra persona.
  • Ese árbol le brindó los frutos que necesitaba al pastor del pueblo.
  • La bruma le abrazó cuando se metió en el mar y eso provocó su muerte.
  • La pluma manifiesta todo aquello que el escritor piensa y necesita mostrar al mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *