Ejemplos de oraciones de la noche

¿Qué son las oraciones de la noche? También se llaman oraciones nocturnas, las cuales se definen como oraciones que se ofrecen a Dios como último pensamiento antes de acostarse y terminar el día mostrándole todo lo vivido. En este tipo de oraciones se le puede pedir y confiar al ser supremo de las religiones monoteístas todo lo necesario para poder descansar en paz sin pecado alguno para así despertar y vivir otro día más en armonía.

Más específicamente, se centra en agradecer a Dios las experiencias, la guía y la protección que ofrece cada día, aunque también hay que ser honesto y pedir perdón y arrepentimiento cuando las acciones realizadas durante todo el día no han sido buenas.

A continuación te informamos sobre las oraciones de la noche.

Las oraciones de la noche ayudan a tener un mejor descanso al hablar a Dios

Oración nocturna de dar gracias

Dios mío, te doy la gracias por este día tan bonito que me has concedido. He vivido momentos de mucha alegría al reencontrarme con mi familia después de tantos meses. Hoy no tengo más que decir, simplemente volver a darte las gracias y decirte que cada día me ayudas a sentirme plena.

Oración nocturna de disculpa

Antes de irme a dormir necesito pedirte perdón por todos los errores que he cometido este día, siento lástima y mucho dolor en mi corazón por haberte ofendido de esa manera. Me he propuesto que nunca más voy a volver a pecar porque todo mi ser no se siente satisfecho por ello. Sé que con tu ayuda voy a poder conseguirlo y ser más feliz día a día. Amén.

Oración nocturna para pedir protección

Vela, oh Señor, a aquellos que están desvelados a estas horas o que lloran esta noche te pido que les mandes a tus queridos ángeles para que los protejan. No olvides atender a los enfermos y darles todo tu apoyo, tampoco de los moribundos, ni de los afligidos. Esta noche solo me apetece decirte que cuides de aquellos que lo necesitan porque qué mejor que disfrutar de tu apoyo y amor.

Otros ejemplos de oraciones nocturnas

Ejemplo 1

Oh Señor Dios, tu bondad y amor hacia toda la humanidad me hace pedirte que esta noche me concedas un sueño apacible y sereno porque ha sido un día muy desconcertante. Necesito que me envíes a tu ángel guardián para que me proteja de cualquier mal, ya que hay muchas almas oscuras que solo quieren provocar dolor. Te rindo gloria, al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, ahora y siempre, y en los siglos de los siglos. Amén.

Ejemplo 2

Adorado Señor mío, a estas horas acaba mi día y solo quiero agradecerte por tu labor.

Siento que al mirarte mi corazón se engrandece por todo lo que me has brindado en este magnífico día. Si por mí fuera iría a pasar la noche junto al altar, en el que siempre están tan solitario. Pues, compasivo te oigo decir: ve a tu reposo, yo te bendigo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *