Ejemplos de acento ortográfico

El acento ortográfico también denominado tilde es un símbolo que en la lengua castellana se sitúa sobre las vocales, siendo una diminuta raya oblicua que va de derecha a izquierda (á, é, í, ó, ú) del que esta leyendo o está escribiendo. Según cierto reglamento, el acento ortográfico se pone en la vocal de la sílaba tónica del vocablo, mientras que en otros idiomas se denomina acentoagudo y se emplea para distinguirlo de otros acentos como el circunflejo (â) o el grave (à).

En el castellano, este acento se emplea única y exclusivamente para señalar diferentes vocales tónicas pero en otras lenguas sirve para indicar distintas particularidades fonológicas, por ejemplo, la cantidad vocálica, el tono o la apertura.

El acento ortográfico tiene unas reglas ortográficas que intentan eludir las confusiones y favorecer la lectura, por ejemplo, círculo que es un sustantivo y circuló que viene del verbo circular en pasado. Para ver donde se coloca la sílaba tónica, hay varias clases de palabras que se van a ejemplificar a continuación.

Acento diacrítico

Se emplea para distinguir distintas palabras que se escriben de la misma forma pero que tienen significados diferentes.

  • Más (adverbio) / mas (conjunción). Es posible que sea más didáctico mas yo pienso que es menos atrayente.
  • Él (pronombre) / El (artículo). El estuche rosado que se olvidó aquí es de él.
  • Se (pronombre) / Sé (verbo). Cada uno se tiene que hacer cargo de estudiar lo que yo sé.

Palabra aguda u oxítona

Aquella que tiene el acento (intensidad de la voz) en la última sílaba, aunque hay que señalar que no todas las palabras agudas llevan tilde.

  • Si finaliza en vocal como Perú, café, sofá o bebé.
  • Si termina en consonante “n” o “s” como compás, avión, canción, también o jamás.
  • Aunque no finalice en “n” o “s”, si se acentúa por motivos de la rotura del diptongo como baúl, maíz o Raúl.

Palabra llana o paroxítona

La palabra que tiene la intensidad de la voz en la penúltima sílaba, pero no todas las palabras graves llevan acento ortográfico.

  • Si no termina ni en “n” ni en “s” como ángel, fácil, carácter o césped.
  • Transformación de singular a plural como corazón (aguda, con tilde) y corazones (llana, sin tilde) o nación (aguda, con tilde) y naciones (llana, sin tilde).
  • Aunque termine en vocal puede tener rotura de diptongo como biología, oftalmología o María.

Palabra esdrújula u proparoxítona

Aquella que lleva el acento (la intensidad de la voz) en la antepenúltima sílaba, y en este caso, sí que se tilda todas las palabras.

  • América, Sudáfrica, fósforo, oxígeno, murciélago, cállate, levántate, dámelo, bolígrafo, gramática, plástico, sábana o elástico.

Palabra sobresdrújula

La palabra que tiene la intensidad de la voz en la sílaba que va antes de la antepenúltima, en este caso, igual que las esdrújulas, todas llevan tilde. Muchas de ellas son verbos que van ligados a los complementos directo e indirecto.

  • Devuélveselo, juégatela, repíteselo, dibújamelo, gánatelo o ábremelo.
  • Es muy común los adverbios que terminan en -mente como difícilmente, fácilmente, cálidamente, hábilmente, erróneamente, débilmente o ágilmente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *